¿QUE SON LAS CARENCIAS EN SEGUROS DE SALUD?

carencias medicas

Cuando una persona asegura su salud, tiene que pasar un periodo de carencia, que es el tiempo que debe esperar desde que la póliza entra en vigor hasta que  puede acceder a determinadas pruebas médicas;

Generalmente en cualquier seguro médico, se puede acceder a un especialista desde el primer día, como un traumatólogo, un dermatólogo, o un ginecólogo; También se puede acceder a determinadas pruebas diagnósticas, como son las ecografías, radiografías, citologías, analíticas de sangre.

No obstante existen pruebas de mayor coste como son las Resonancias magnéticas, los TACS, las colonoscopias que requieren un periodo de  entre 3-6 meses  para acceder a mencionadas pruebas. (3 meses para Adeslas).

La idea de exigir un periodo de carencia es que si una resonancia tiene un valor de 150-200€, al menos debe esperar 3 meses abonando del orden de 50€ (para una póliza de un asegurado de edad media), de forma que hayamos abonado al menos 3 meses antes de utilizar el médico para esa prueba.

Generalmente hay algunas intervenciones como las infiltraciones o filtraciones (con carencias de 6 meses en Adeslas, y para la mayoría de las compañías), la vasectomía y la ligadura de trompas, por ejemplo.

Si hablamos de las carencias de la hospitalización, son las máximas, y suelen estar en torno a los 10 meses; (10 meses en Adeslas). Cualquier intervención quirúrgica puede tener una carencia de 10 meses, de forma que si el gasto de un ingreso (sin incluir gsatos médicos ni quirófano), puede costar lo mismo cada noche que un año de seguro para un asegurado de  por ejemplo 50 años, es decir unos 600€ la noche por 600€ de póliza anual.

 

¿Que carencia tiene un embarazo/Parto?

Generalmente la carencia tiene unos 10 meses, es decir, las compañías que de hecho deben aceptar a las mujeres embarazadas en la póliza, ponen un  periodo de 10 meses , para que aunque incluirán ecografías y otras pruebas, necesarias para el seguimiento del parto, no cubrirán el parto en sí. El motivo es que un embarazo puede costar en España entre 4000-6000€ entre hospitalización, gastos de quirófano, anestesista, cesárea si fuera necesario, (inlcuso ingreso en incubadora del neonato) y el seguro para una mujer en edad de tener niños es de alrededor de 600€/anual.

 

¿Las carencias se eliminan de una compañía a otra?

Generalmente en los seguros de salud y de decesos, las carencias se eliminan si podemos justificar que procedemos con continuidad de una compañía a otra; Por ejemplo si hemos dado de baja en una compañía con fecha 31 de Abril y quiero continuar en otra compañía el 01 de Mayo, podré acceder al seguro médico manteniendo la antigüedad de la otra compañía, siempre que se demuestre que en la anterior compañía lleva al menos el menos del tiempo que exige la carencia en la nueva compañia.

Si el periodo de carencia de Adeslas es de 10 meses para hospitalización y demuestro haber estado en otra compañía hasta el último mes, durante un periodo de 8 meses, entonces sé que la compañía Adeslas solo me exigirá 2 meses para hospitalizarme.

 

Para saber mas: Tf-911-639-511 o escríbenos a adeslasrosas@gmail.com

 

 

¿QUE SON LAS PREEXISTENCIAS MÉDICAS?

preexistencias medicas

Las preexistencias son términos  que se refiere a las enfermedades  previas a la contratación del seguro; 

Algunas de estas enfermedades o existencias previas, tienen cierta gravedad para las compañías de seguros, de forma que las compañías médicas aseguran a la persona pero valoran asegurar o no aquellas pruebas de diagnóstico e intervenciones quirúrgicas que estén relacionadas con aquella preexistencia.

¿Como sabe una compañía de seguros de salud cuales son nuestras preexistencias médicas?

Generalmente las compañías exigen para un seguro con cobertura de hospitalización, la firma de un cuestionario médico, en el que se puede preguntar acerca de las operaciones en los últimos años, o si el asegurado está tomando algún medicamento, si tiene previsto realizar algún tratamiento, si fuma, bebe, o incluso el peso y la estatura para conocer el Indice de Masa Corporal.

Ese cuestionario se firma, y los médicos valoran si el riesgo de desembolso por parte de la compañía es alto o moderado. Generalmente la idea del seguro debe ser la de contratar para prevenir o curar  posteriores enfermedades, por lo que la compañía ante la duda puede incluso pedir al asegurado algún informe médico, para conocer mejor acerca de esa dolencia o preexistencia que se tiene; Por ejemplo si indicamos que tuvimos un nódulo hace tres años, la compañía querrá ver un informe en el que indiquen la fecha, el motivo, la localización de ese nódulo, y la solución que ha tenido.

Muchas veces, nos encontraremos con que llega a nuestro domicilio un correo certificado urgente solicitando ese informe, sobre el que se estudiará la inclusión o no de la preexistencia y la inclusión o no del asegurado. El motivo de realizarlo por este medio, es para que esta información tan personal no pase por más manos que el potencial asegurado y la compañía.

La compañía responderá despues indicando si asegura completamente al asegurado, si por otra parte asegura al asegurado, pero excluye las pruebas diagnósticas, y intervenciones quirúrgicas asociadas a la preexistencia, o si por el contrario se reserva el derecho de no asegurar al asegurado.

Por ejemplo un asegurado que tiene una enfermedad previa a la contratación, como puede ser un cáncer, un infarto de miocardio, una diabetes puede ser no aceptado por la compañía por tener una enfermedad no asegurable.

¿Es que hay que estar sano para contratar un seguro de salud?

De Hecho esa es la idea en definitiva; Igual que los seguros de coche, se contratan para prevenir ante un riesgo un desembolso exagerado que no nos podemos permitir, las compañías de salud pretenden que los asegurados entiendan que el seguro permite la tranquilidad de estar atendido en cualquier momento ante una situación de enfermedad sin gastar grandes cantidades de dinero en un especialista.

 

Para saber mas: Tf-911-639-511 o escríbenos a adeslasrosas@gmail.com

 

 

 

 

TE LLAMAMOS GRATIS

Llama GRATIS al
  900 800 692

Te llamamos GRATIS

Te llamamos sin compromiso